¡Bienvenida al Reto ECO!

An error occurred.

con Marta Comunica

4 semanas para que pases de
ECO-ilógico a ECO-consciente

No vas a aprender nada nuevo

Porque todo ya lo sabes, solo que no lo pones en práctica.

Y no lo haces, básicamente, porque la pereza y la comodidad te puede.

Estás acostumbrada a la rutina y necesitas un poquito de guía para mejorar esos hábitos que sabes que son buenos para ti y buenos para el planeta.

¿Cuáles?

Sencillo.

Comer mejor, dejar de intoxicarte con químicos y plásticos, reducir el uso de plásticos en todas las áreas de tu vida, disfrutar más y mejor de la naturaleza…

¿Me entiendes ahora?

Es sencillo, ya verás como en 4 semanas vas a hacer tantos clicks que tu vida va a hacer CRACK (pero en plan bien).

Ojos que sí ven, corazón que sí siente

Quiero enfocarme en soluciones PERO a veces es necesario abrir los ojos para tomar ACCIÓN

Si a veces dices estas cosas...

  • Me da igual lo que pase en el futuro porque yo no lo voy a ver.
  • La culpa es de las empresas que fabrican todo el plástico.
  • Yo ya soy sostenible, porque yo reciclo.
  • Los países asiáticos son los que más contaminan.
  • La gente es una guarra, tira todo al suelo.
  • ¿Ropa de segunda mano? Uf, qué asco. 

Te ayudo a quitarte la venda

Hemos vivido en una ilusión que otros han construido para nosotros.

Han decidido cómo debemos pensar, vivir, vestir, comer y actuar. 

Todo para llenarse sus bolsillos.

¿Pero qué hay de ti? 

¿Te has parado a pensar si realmente es así como quieres vivir?

¿Es esa la huella que quieres dejar en el mundo? 

Es momento de elegir.

Pastilla azul: lo de siempre

Pastilla roja: lo que sientes

Es momento de despertar

Deja a un lado la culpa

Comienza a dar pequeños pasos hacia una vida un poco más sostenible

Quiero inspirarte a hacer pequeños cambios para que tú también seas un poco más sostenible, vivas una vida con más salud y dejes un mejor futuro para las nuevas generaciones.

No vamos a cambiar el mundo, sólo vamos a hacer de él un lugar mejor.  

Hola, me llamo Marta y cuando mi mente hizo click, mi vida hizo crack

Yo también me dejé llevar por la rutina, el sistema y el consumismo. 

Parecía que lo tenía todo, pero en el fondo lo que tenía era un vacío interno, una desconexión conmigo misma y con mi SER.

Dije BASTA a una vida que no me representaba.

Una vida que no me hacía feliz y que no estaba alineada a mis valores. 

Me di cuenta que la desconexión con la naturaleza, el consumismo y vivir deprisa me había desconectado.

Comencé a hacer cambios en mi día a día y ahora soy imperfectamente sostenible.

Sin culpas, con sentido.

Marta Comunica
Los cepillos de dientes no se reciclan

Tus decisiones de compra, importan e impactan

No solo en tu salud personal, si no en la del planeta entero.

Muchos de los productos que usamos en el día a día no desaparecen NUNCA.

A no ser, por supuesto, que sean quemados…

Ese cepillo de Mickey de cuando eras niña, existe en algún lugar.

Esa moto de plástico que tanto te gustaba, se habrá convertido en cientos de trozos ya…

Imagina esto, multiplicado por 8.000 millones de personas.